No cortes en verde

Pasos para evitar cortar en verde melón y sandía

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Todo el esfuerzo aplicado en el cultivo de melón y sandía se manifiesta en el proceso de maduración de los frutos, que se prolongará hasta primeros del mes de julio. En ese punto de la cosecha interesa recolectar el producto en su grado óptimo de maduración para cumplir con las expectativas de calibre y , sobre todo, de sabor.

sandia

A continuación realizamos algunas recomendaciones sobre los pasos previos para una correcta maduración del melón y la sandía, con el fin de evitar “cortar en verde”.

  • Abonado. En la maduración del fruto no puede faltar potasio ya que eleva la conductividad, acumulando azúcares, valor determinante del estado de corte. Recomendamos aplicar Calimar Plus con una dosis de 2,5l/ha cada 10 días. Las aplicaciones se deben iniciar 30 días antes de la fecha prevista de recolección. Con este producto conseguiremos calibres más homogéneos, mayor peso por fruto y color intenso. Otra ventaja es que obtendremos mayor grado brix y por lo tanto,  mayor concentración de azúcares.
  • Temperatura. Conociendo la temperatura de nuestro invernadero y según la época en la que se esté desarrollando el cultivo podremos prever el momento de maduración de los frutos. En el caso de la sandía, cultivo de clima cálido, la temperatura de maduración óptima es de 21 grados centígrados. Sin embargo, el melón necesita más calor y una atmósfera que no sea excesivamente húmeda. La calidad de los frutos es mejor cuanto mayor sea la temperatura en el momento próximo a la madurez. Por debajo de una temperatura de 12 grados su crecimiento se detiene.
  • Riego: los riesgos son recomendables hacerlos al atardecer cuando la temperatura del suelo ha bajado y si es similar a la del agua, mejor. Si regamos demasiado, se corre el riesgo de que los frutos tengan menos sabor y se agrieten. Si tenemos sandías plantadas, son suficientes entre dos y tres riegos son suficientes en la mayoría de los casos para el normal desarrollo y maduración de la sandía. El melón necesita riegos más frecuentes, entre cuatro y seis al día. En la época de maduración conviene distanciar más los riegos pero no suprimirlos.

Sabemos que el sabor de las frutas y hortalizas que cultivamos son clave para el consumidor. Por eso como agricultor eres el principal interesado en que tus frutos sean de calidad y que respondan a la demanda actual. Hay muchos otros parámetros importantes que controlar para conseguir el mejor sabor, dulzura y textura en cultivos como melón y sandía.

Esperamos que este artículo te ayude a cultivar frutas y hortalizas de calidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>